miércoles, 20 de septiembre de 2017

5 motivos para evitar el consumo diario de refrescos light





Es muy común pensar que los refrescos light como no aportan calorías, ayudan a adelgazar, sin embargo, varios estudios científicos demuestran que el consumo habitual de refrescos y  bebidas light no sólo contribuyen a aumentar de peso si no que nos hacen proclives a padecer diversas enfermedades y otros problemas de salud. Por lo que en el post de hoy os enumero 5 razones por las que deberíais consumir refrescos y bebidas light de forma ocasional, no a diario


1.Aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Los refrescos contienen altos niveles de sodio por lo que beber uno o más refrescos al día (sean o no light) podría aumentar el riesgo de sufrir un infarto o padecer algún problema cardiovascular

2. Aumenta el riesgo de padecer diabetes

Según un estudio publicado en la revista Diabetes Care el consumo habitual de refrescos y bebidas  light puede aumentar hasta un 60% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.  Esto es debido a que los edulcorantes artificiales empleados en este tipo de refrescos (cientos de veces más dulces que el azúcar) provocan picos en los niveles de insulina, lo cual podría generar una mayor resistencia, favoreciendo la aparición de esta enfermedad

3. Aumenta el riesgo de padecer síndrome metabólico

Un estudio realizado en la Universidad de Purdue en Indiana EEUU, asocia el consumo diario de refrescos y bebidas light con un 36 por ciento más de probabilidades de desarrollar síndrome metabólico si se compara con una alimentación libre de estas bebida. Esta afección concentra los factores de riesgo que elevan las probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes tipo 2, entre glucosa en la sangre, hipertensión arterial, exceso de grasa en la cintura.

4. Mayor riesgo de padecer sobrepeso

Según un estudio publicado en la revista Trends in Endocrinology and Metabolism  Las personas que consumen de forma habitual refrescos light, muestran patrones de activación alterados en los centros de placer del cerebro en respuesta al sabor dulce. Es decir,  el organismo se acostumbra al sabor dulce por lo que,cada vez necesitamos alimentos más dulces y en más cantidad para saciar el apetito por los dulces aumentando el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad

5. Aumento de la retención de líquidos 
El elevado contenido en sodio de los refrescos  favorece la retención de líquidos 

6. Hinchazón abdominal
El contenido en gas de los refrescos , sean o no light, favorece la hinchazón abdominal 

Conclusión 

Por todas estas razones los refrescos y bebidas light aunque no aporten calorías no deben consumirse a diario, sólo de forma ocasional por ejemplo los fines de semana. A diario bebe agua , infusiones , prepara agua aromatizada con frutas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario